Gran Canaria 

¿Es correcta la expresión añurgarse? En el diccionario de la RAE no está.

El verbo añurgarse (o añulgarse) es una variante fonética, circunscrita a la isla de Gran Canaria (en otras islas, o se emplea añujarse [añuhárse] o se usan otros verbos equivalentes: atragantarse, atorarse, engajarse -derivado probable de engasgarse-, enyugarse, etc.), del verbo del español general añusgarse (etimológicamente ‘hacerse un nudo’). Esta solución fonética grancanaria se da en otras palabras: ralgar (por rasgar), chilgo o chirgo (por chisgo; chisguete es la voz recogida por el DRAE), etc. Tal solución tiene que ver con el encuentro de una /-s/ (que puede ser “-s” o “-z” en la escritura) y una /g-/. Cuando ello tiene lugar, en casos como las gallinas, los gallos, Pérez Galdós, etc., el resultado en Gran Canaria, por fonética sintáctica, suele ser la desaparición de la /-s/ y una consiguiente fuerte tensión al pronunciar la /g-/, que en los casos más extremos puede oírse como una /k-/. Cuando el grupo /-sg-/ está en el interior de una palabra, hay básicamente tres soluciones posibles, dependiendo en parte de la estructura de cada significante: 1) la misma que en las gallinas ([huggádo]); 2) la conversión del grupo /-sg-/ en [-rg-] o en [-lg-] ([añurgár]); y 3) la transformación, como sucede en las restantes islas del Archipiélago, del grupo /-sg-/ en una aspiración [-h-] ([sehádo] por sesgado, [múho] por musgo).

Por otro lado, conviene decir que la familia de palabras de añurgar (o añulgar) es bastante rica en Gran Canaria:

  • añurgado, da. Muy apenado, desconsolado, de ordinario a causa de un acontecimiento desgraciado.
  • añurgona. Se dice de cierta variedad de peras que añurgan al ser comidas. añurguina. Acción o efecto de añurgarse.

Así pues, dada la escasa conciencia que hay sobre el origen de la palabra añurgarse (añusgarse no es un verbo frecuente en el español general), y teniendo en cuenta que, como en ralgar, chirgarse, etc., el verbo añurgarse es, junto a atragantarse, empleado de hecho por muchos hablantes cultos, al menos en el ámbito familiar, el término que nos ocupa puede considerarse normal dentro de la modalidad lingüística grancanaria.

Categorías: Vocabulario