Hacer una consulta

Gobierno de Canarias

Fundación Cajanarias

Un espacio concebido para la difusión de la literatura del Archipiélago, dirigido al público general y a los profesionales de la enseñanza. En la ficha de cada autor, realizada en tono divulgativo por conocidos especialistas, podrás acceder a sus datos esenciales: quiénes son, sus obras, su significación cultural y literaria, bibliografía, recursos multimedia y una selección de sus textos.

Pino Ojeda

Por Covadonga García Fierro

Pino Ojeda Quevedo (El Palmar de Teror, 1916 - Las Palmas de Gran Canaria, 2002) es una de las escritoras y artistas canarias de posguerra que alcanzaron mayor proyección internacional en los campos de la poesía y de la pintura. Viuda y madre de un hijo a los veintidós años, la trayectoria de Pino Ojeda se nutre del trabajo en múltiples disciplinas: pintora, escultora, ceramista, poeta, narradora breve, novelista, dramaturga y editora de reconocido prestigio, además de regentar una librería, su perfil polifacético se completa al convertirse en la primera mujer en Canarias en fundar y dirigir una galería de arte.

Descárgate este autor

La proyección y el alcance de la obra literaria de Pino Ojeda representa una paradoja: por un lado, goza de un gran prestigio a nivel nacional e internacional entre los críticos literarios: han escrito artículos y reseñas muy favorables el poeta, crítico y miembro de la Real Academia Sueca Artur Lundkvist, la escritora Carmen Conde o la crítica literaria y Premio Canarias de Literatura María Rosa Alonso, por citar sólo a algunos. Además, cuenta con una detallada biografía, realizada por el historiador Juan Francisco Santana Rodríguez, titulada Pino Ojeda: Pintora y poeta (2008), y con sendos apartados en las tesis doctorales presentadas por Cecilia Dreymüller (Universidad de Colonia, Alemania) y Blanca Hernández Quintana (Universidad Complutense de Madrid), tituladas, respectivamente, “Los labios de la luna: poesía escrita por mujeres en España, entre 1950 y 1990” (1996) y “Escritoras canarias del siglo XX” (2003).

Por otra parte, está incluida en diversas antologías, como por ejemplo, la realizada por Carmen Conde, Poesía Femenina Española Viviente, en 1954; la llevada a cabo por María Romano Colangeli en Italia, titulada Voci femminili della lirica spagnola del 900 (Voces femeninas de la lírica española del novecientos), en 1964; o la realizada por Louis Bourne en una edición bilingüe, Contemporary Poetry from the Canary Islands (selección e introducción de Sebastián de la Nuez Caballero) en 1992, entre otras.

Pino Ojeda ha sido traducida a los idiomas sueco, italiano, alemán, inglés y francés. Finalmente, cabe señalar que participó en revistas de proyección nacional e internacional, como Poesía Española (Madrid), Estafeta Literaria (Madrid), Revistart (Barcelona), Caracola (Málaga), Al-Motamid (Tetuán) o Profil Littéraire de la France (Bélgica, dirigida por Henri de Lescoët), por citar sólo algunas.

Sin embargo, la obra de Pino Ojeda está prácticamente descatalogada, los libros publicados se encuentran solamente en algunas bibliotecas y librerías de segunda mano; y la mayor parte de su obra literaria permanece inédita, conservada en la casa donde vivió su infancia en El Palmar de Teror (Gran Canaria). Entre estos libros inéditos, se halla una quincena de poemarios, entre los que destacan los siguientes títulos y distinciones: Sosegada querella (seleccionado para el premio Adonais de 1951), Los brotes nuevos (1952), Caleidoscopio del tedio (1952), La soledad y el tiempo (seleccionado para el premio Adonais de 1952), Sesenta poemas de amor y de fe (1954, poemas en prosa), Cuarenta poemas (1954), Trece palabras a Dios (1954), Desnuda como el ángel (1955, algunos de cuyos poemas fueron publicados en revistas), Ocho poemas. Semana de pasión (1959), Elegías (1964, algunas de ellas publicadas en revistas), Cancionero para José María Cossío (1978) y Pájaros del mismo plumaje (1979).

También se conserva inédita la novela Con el paraíso al fondo (seleccionada para el Premio Nadal en 1954), así como numerosos relatos, entre los que cabe citar: Rupícula y Tucán (1947), Lucky cada día hacía su guardia (1953), Dos perros desengañados (1953), Maspalomas (1954), El héroe o Diálogo de los tres niños en la Isla de San Pedro (1954).

Asimismo, es necesario resaltar que Pino Ojeda cultivó el género dramático, con una decena de obras que nunca llegaron a publicarse, entre las que destacan títulos como Morir sólo una vez (1950); El río no vuelve atrás (1951); El cuadro del niño dormido (1953); El hombre que se quedó en la guerra (1953) y El gran cobarde (1954).

Algunas de las distinciones más relevantes que ha recibido Pino Ojeda, por sus trayectorias literaria y pictórica, son las siguientes: en el año 2000 se le concede el título de Hija Adoptiva de la Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria; y en 2001, es nombrada Hija Predilecta del Municipio de Teror. Asimismo, se le otorga el Can de Plata del Excmo. Cabildo Insular de Gran Canaria. Actualmente, Pino Ojeda cuenta con un busto de bronce, realizado por el escultor Teo Mesa, en el Auditorio de Teror; así como con una calle con su nombre en el municipio que la vio nacer.

Portal web financiado por
Fundación CajaCanarias
Actividades de la fundación subvencionadas por
Gobierno de Canarias / Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes

922 15 16 88 - Sede Santa Cruz de Tenerife | 928 37 05 10 - Sede Las Palmas de Gran Canaria | aclsc@academiacanarialengua.org